Cultura de la violación

La cultura de la violación es una teoría sociológica de un entorno en el que la violación es generalizada y normalizada debido a las actitudes sociales sobre el género y la sexualidad.

Los comportamientos comúnmente asociados con la cultura de la violación incluyen culpar a la víctima, humillación, cosificación sexual, trivializar la violación, negar la violación generalizada, negarse a reconocer el daño causado por la violencia sexual o alguna combinación de estos.

La cultura de la violación se perpetúa mediante el uso de lenguaje misógino, la cosificación de los cuerpos de las mujeres y la glamorización de la violencia sexual, creando así una sociedad que ignora los derechos y la seguridad de las mujeres.

La cultura de la violación afecta a todas las mujeres. La violación de una mujer es una degradación, terror y limitación para todas las mujeres. La mayoría de mujeres y niñas limitan su comportamiento debido a la existencia de violaciones. La mayoría de las mujeres y niñas viven con el temor de ser violadas. Los hombres, en general, no. Así es como la violación funciona como un medio poderoso por el cual toda la población femenina se mantiene en una posición subordinada a toda la población masculina, aunque muchos hombres no violan y muchas mujeres nunca son víctimas de violación. Este ciclo de miedo es el legado de la cultura de la violación.

Ejemplos de cultura de violación

  • Culpar a la víctima (“¡Ella lo pidió!”)
  • Trivializar la agresión sexual (“¡Los niños serán niños!”)
  • Chistes sexualmente explícitos
  • Tolerancia al acoso sexual
  • Inflar las estadísticas de informes falsos de violación
  • Examinar públicamente la vestimenta, el estado mental, los motivos y la historia de una víctima
  • Violencia de género gratuita en películas y televisión
  • Definiendo la “hombría” como dominante y sexualmente agresiva
  • Definiendo la “condición de mujer” como sumisa y sexualmente pasiva
  • Presión sobre los hombres para que “garchen”
  • Presión sobre las mujeres para que no parezcan “frías”
  • Asumiendo que solo las mujeres promiscuas son violadas
  • Suponiendo que los hombres no sean violados o que solo los hombres “débiles” sean violados
  • Negarse a tomar en serio las acusaciones de violación
  • Enseñar a las mujeres a evitar ser violadas en lugar de enseñar a los hombres a no violar

¿Cómo pueden los hombres y las mujeres combatir la cultura de la violación?

  • Evitar el uso de lenguaje que degrada a las mujeres.
  • Habla si escuchas a alguien más haciendo una broma ofensiva o trivializando una violación.
  • Si una amiga dice que ha sido violada, tómala en serio y apóyala
  • Piense críticamente sobre los mensajes de los medios sobre mujeres, hombres, relaciones y violencia.
  • Respete el espacio físico de los demás incluso en situaciones casuales.
  • Comuníquese siempre con sus parejas sexuales y no asuma su consentimiento.
  • Define tu propia masculinidad o feminidad. No dejes que los estereotipos moldeen tus acciones.
  • ¡Involucrarse! Únase a un grupo de estudiantes o de la comunidad que trabaje para poner fin a la violencia contra las mujeres.
Total
8
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts